“Es el cuerpo de mi hija”: el calvario que vive la madre de Linda Michelle para reclamar su cadáver

El caso de Linda Michelle Amaya, la menor de 15 años que fue reportada como desaparecida el pasado 30 de noviembre de 2020 en Bogotá , deja más dudas que respuestas. La Policía aseguró que un cuerpo que fue hallado en el sector de San Bernardo, centro de la capital, sí sería el de la adolescente.



La vida de Natali Amaya, madre de Linda, se convirtió en un infierno desde que su hija salió de la casa para jamás regresar. En medio de su desespero, buscó ayuda de las autoridades, pero no la obtuvo, incluso argumentando que era una menor de edad.


“Acudí al CAI de mi barrio y pues hicimos el primer acto urgente de avisar y ellos dicen que para denunciar tienen que pasar 72 horas”, contó la progenitora.

Para Carlos Valdés, exdirector de Medicina Legal, no es cierto que se deba esperar ese tiempo para instaurar la denuncia.


“Frente a la desaparición de una persona, no existe ninguna forma que indique que deban pasar 72 horas. Una autoridad que tenga conocimiento debe actuar pronto y de manera oportuna para iniciar la búsqueda. Los actos urgentes son para hallarla viva”, dijo Valdés.

La madre relató que, cumplido ese tiempo, se fue a buscar a su hija a Medicina Legal.

“Ellos me toman una entrevista de 45 minutos en la que me piden todos los rasgos de la niña: cicatrices, dentadura, nariz. Yo pregunto si ha llegado el cuerpo de una niña y me dicen que solo ha llegado el de una mujer recogida en San Bernardo, pero que era entre los 19 y 23 años”, narró Natali.


Sin embargo, la madre afirmó que ese cadáver sí era el de su hija. Ella manifestó no entender por qué después de dar todos los detalles de la adolescente, Medicina Legal le informó un mes después que sí puede ser Linda Michelle.


“Dicen que al cuerpo no le han brotado las cordales y es absurdo que sea mayor de edad. Me citan para tomar la prueba y yo exijo que me dejen ver el cuerpo y es el de mi hija”, expresó.


La Fiscalía le dijo a Noticias Caracol que ya se celebró una reunión para analizar el caso de la menor. El proceso de identificación del cuerpo, que reposa en Medicina Legal, se reforzó con dos médicos legistas.

El cadáver no ha sido entregado a la familia pues no tenía tarjeta de identidad, documento que permite hacer un cotejo de huellas dactilares.


Con información de Caracol Noticias

75 vistas0 comentarios